05 febrero, 2009

...una ovejita...dos ovejitas...tres ovejitas...

Hace meses ya, desde que estoy en paro, que meto muchas horas nocturnas. No sé si la noche es mi hora creativa, ya tengo los horarios cambiaos o qué. El caso es que ultimamente, con la tele encendida de fondo, al ordenador, hay una hora en la que empiezan todos los programas de "llama y te sakeo", pero que en Cuatro empieza más tarde, y echan Ally McBeal. El caso es que me enganché y ya me he quitado de esa serie. El año pasado echaban Queer as Folk y estaba mucho más enganchada. De hecho, me estoy tragando toda la serie por internet. Ya voy en la tercera temporada!! Qué cariño les he cogido a la tropa esta!!

Cuando aún siquiera había llegado a la adolescencia creo, echaban Ally McBeal.La serie del buffet de abogados excéntricos. Yo recuerdo que podía ver algo algunos días, si empezaba puntual (que no era la norma). Pero, ingenua de mí, no observaba los parámetros que esa serie estaba escupiéndome a la cara. Me quedaba con los bailes de los bebés y esas cosas. Aunque reconozco que he aprendido mucho del baile de John Caige y tiene puntos muy divertidos, pensando friamente, los mensajes que esa serie emite a las mujeres son bochornosos. Busca tu principe azul hasta exasperarte, sino, siéntete miserable por ello, una fracasada. Bueno, y del tema de la delgadez, del clasismo y tal ni hablar. En fín. Que hace unos días ya, decidí quitarme.

Pero lo que sí recuerdo, es que tan txikita, siempre estuve esperando el rollo bollo de Nell y Ling (la rubia y la china), y con la Portia de Rossi no andaba tan lejos!! jajaja!!!

No sé, porqué comparto esta chorrada. Por escribir algo, vaya.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal


Visitor Map
Create your own visitor map!
Free Web Counter
Free Counter