30 enero, 2009

La justicia al servicio de la política

Editorial de Diario de Noticias - 30/01/2009

Una de las más perversas consecuencias de la antidemocrática Ley de Partidos es la amenaza permanente a la que se ven sometidos los ciudadanos que defienden unos proyectos políticos concretos. Proyectos, claro, que coinciden con el espectro ideológico de la izquierda aber-tzale histórica, contra la cual y ad hoc fue elaborada y aprobada la citada ley. A partir de ese bodrio legal ha sido clamorosa la injerencia de la política para provocar la intervención judicial, de manera que los intereses políticos han puesto a la justicia a su servicio. Y eso sin contar con las iniciativas personales de algunos jueces especialmente interesados en su propia notoriedad. Ayer quedaba definitivamente ilegalizado un partido con 80 años de historia, ANV, después de una larga ofensiva de intensas presiones políticas y mediáticas a las que los jueces atienden con diligencia basados en la descabellada Ley de Partidos. Es difícil hacer creer en la asepsia de los jueces ante el impulso político, y de ello hay pruebas en la arbitrariedad con la que la Justicia actuó en procesos electorales anteriores prohibiendo o permitiendo el concurso de plataformas o partidos supuestamente controlados por la izquierda abertzale histórica. Unas pasaban y otras no, según el cálculo basado en los sondeos, encuestas o percepciones de quien ostentaba el poder político. Estos días se están prodigando las declaraciones de dirigentes del PSE-PSOE, a las que de oficio se añaden los del PP, según las cuales la candidatura del partido inscrito como Askatasuna no concurrirá a las elecciones. Curiosamente, el PP dice que "debe ser ilegalizado" y el PSE-PSOE dice que "será ilegalizado", un matiz según quién tiene el Gobierno y quién está en la oposición. El caso es presionar, asegurar que Askatasuna es "una marca de ETA" para que los jueces procedan en consecuencia. Y procederán, o no, según lo determinen los intereses electorales de quien manda. Como puede comprobarse, estas reflexiones, que son las que muchos ciudadanos se hacen, llevan a la conclusión de que en este país la democracia es de muy baja calidad. Quienes en un momento muy concreto de la historia reciente coincidieron en el impulso político que creó la Ley de Partidos, ésos son los responsables.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal


Visitor Map
Create your own visitor map!
Free Web Counter
Free Counter