26 abril, 2009

Ministerio de Hombre e Igualdad

Me llama poderosamente la atención que casi siempre el Ministerio, Consejería, Departamento o lo que sea de La Mujer, vaya dentro del de Minorías. Somos la mayoría de la población, y aún y así, nos minimizan incluyéndonos junto con el resto de minorías. Automáticamente estamos deslegitimizadas de un poder mayor. Nos paran los pies manteníendonos al margen con grupos que nunca tocarán poder: minorías sexuales, raciales, discapacitados y demás...

Además, siempe cargamos con la mochila de "E Igualdad". Como si el tema de la Igualdad fuera cosa nuestra. Cuando no es así. No es un problema de mujeres el que no se avance en la igualdad. Nosotras estamos ahí para ocupar nuestro espacio, es el hombre el que no nos deja avanzar en esta materia. Es el hombre el que no está preparado, o no quiere estarlo, para una sociedad más justa y equitativa en este aspecto.

Por eso yo desde aquí reivindico el Ministerio del Hombre e Igualdad. Un ministerio que reeduque al Hombre, que vele porque este no fomente situaciones ni actitudes desiguales para con respecto al otro género.

Es al hombre al que hay que instruirlo en políticas de Igualdad en la vida pública, y en actitudes en la vida privada. Por mucho que la mujer salga al mercado laboral, que tenga unas obligaciones iguales, mientras el hombre no entre en casa, la mujer no podrá ser igual. Mientras ella tenga sus cargas fuera de casa, y las de dentro sean las mismas, nunca podrá ser más allá de una esclava. Mientras el hombre no se responsabilice de las tareas del hogar, del cuidado de niños y mayores etc etc. nunca podremos llegar a la igualdad.

El hombre sube grados en su trabajo gracias a su mujer. Gracias a ella puede emplear toda la concentración y esfuerzo en su promoción profesional. Nunca falta al trabajo por tener que ir a la guardería a por el niño porque se ha puesto malo, nunca tiene que llevar al médico a su madre. Siempre es la mujer la que se encarga de sus hijxs, de sus padres y de sus suegros. La que asiste a actos familiares de su marido porque él está trabajando, y promocionando.

La gran mayoría de mujeres que conozco en altos cargos son solteras, sin familia. No hay nadie que les tape las grandes carencias socio-familiares que deja el trabajo de absorción total. Y para eso es el hombre el que tiene que cambiar su actitud y su forma de ver y estar. No la mujer. Ésta, lo único que debe hacer es saber captar las desigualdades, el machismo y no permitirlo en la medida de lo posible.

Creo que, ahora, el trabajo lo tienen ellos. Por eso me parece una gran necesidad el Ministerio de Hombre e Igualdad.

1 comentarios:

Blogger Kattalintxo ha dicho...

si txika, lo ke viene siendo el ultimo puto mono...
Respecto a lo de los hombres, pues mira, que te voy a decir, kien no siente la necesidad en su poltrona de igualdad, al estar arriba, les kuesta mucho soltar el poder (en todos los aspektos de la vida, no solo polítikos), asike mutxo me temo ke no ven la necesidad..
Por mi ke les den, mientras ellos no hagan nada, no vamos a acerlo nosotras, bastante tenemos kon lo nuesro...
muxu!

21:27  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal


Visitor Map
Create your own visitor map!
Free Web Counter
Free Counter