11 noviembre, 2008

Italia: una dictadura a la vuelta de la esquina

Extraído del blog Pornoterrorismo de Diana. Me parece interesante y muy poco conocido. Así que colaboro en su difusión. Me parece suficiente la introducción de Diana.

---------------------------------------------------------------------------

En estos días, Chiara (la mujer roja a la que pongo nombre por fin) me ha estado contando lo que sucede en Italia. Toda la información que me ha soltado me ha hecho darme cuenta de la burbuja de ignorancia en la que yo (y sospecho que mucha gente más) he estado inmersa, a pesar de visitar asiduamente indymedia. Por ello, hace unos días le pedí que me escribiera un texto donde plasmara una idea de la situación, un texto para que aquí, en esta España de la que tanto nos quejamos y por la que tan poco hacemos, nos diéramos cuenta de que al lado, en Italia, están viviendo un infierno. Para hacernos comprender que no hace falta irse muy lejos para que estas cosas pasen y, quizás también, para que reaccionemos y hagamos algo, coño!
Pego aquí su texto íntegro, en el cuál también han colaborado Mery y Lisa, otras dos italianas lúcidas y cabreadas. Además, Chiara está subtitulando unos vídeos que reflejan a la perfección la gravedad de la situación. También voy a poner en la barra lateral un link a este artículo que se irá ampliando con los vídeos subtitulados y con propuestas para hacer algo.
El texto es largo, pero considero que desde esta posición privilegiada en la que la información puede fluir sin demasiadas travas, sería un delito recortarlo o no ponerlo entero.

Hola Diana,
Te escribo para explicarte un poco la situación italiana que en estos días se ha hecho incandescente.
No tengo otra arma para actuar sino difundir el conocimiento de la situación que hay allí.
Gracias por darme voz.

La crisis que se respira en España no es nada frente a la crisis que hay en Italia.
Siendo colonia de Estados Unidos y teniendo una política y una economía interior igual a la de una dictadura fundada en una oligarquía de mafiosos y corruptos, el país italiano se encuentra obligado a enfrentarse a una recesión.
Recesión que tiene raíces profundas.
Italia es un país que hace más de veinte años ha emprendido un camino económico, político, social y cultural hacia el conservadurismo más radical.
En todos estos años los italianos han sido educados en la política de la represión, del miedo al diferente, el odio hacia el nuevo, en la neurosis de la inseguridad y el cambio.
Esta educación ha sido perpetuada mediáticamente (ya que Berlusconi es dueño de un imperio comunicativo, desde las televisiones hasta las productoras de cine, revistas, periódicos, supermercados…), concretamente con actos de castigos simbólicos como fue el G8 y la muerte de Carlo Giuliani.

La cultura ha sido relegada a las páginas del horóscopo.
Todas las voces de la cultura que fastidian el poder han sido calladas de varias maneras. Desde la censura hasta la indiferencia, al impedir la difusión de pensamiento diferente, a la ridiculización, humillación o deslegitimación.
Hoy el poder ya no actúa nunca más como en los años 70, cuando los intelectuales que molestaban eran asesinados directamente, como Pier Paolo Pasolini; hoy el poder actúa de forma más sutil: bloquea la entrada de pensamientos diferentes, invierte menos en la cultura. Estudios que desestabilizan el poder como las investigaciones feministas, los estudios de género, por no hablar de los estudios queer que no son conocidos, ni legitimizados.
Se habla de mujeres sólo como un simulacro de representación denigrando en una manera casi subliminal (poner una “azafata televisiva” como ministra de igualdad, lo explica todo), o visibilizar el tema de la homosexualidad o transexualidad como un problema que perseguir, deja pensar que es imposible tener una libertad mínima en este país.
Si buscas en las librerías sobre estas temáticas, o sobre estudios post-colonialistas, no encuentras nada porque ni son traducidos ni tampoco están en su lengua original.
No existen.
Italia se ha quedado culturalmente en los ochenta, y no los ochenta de “la movida española” sino los ochenta de la intrusión del capitalismo.

Las investigaciones en las Universidades son cosas de élites, no es un derecho sino un privilegio casi aristocrático.
Por no hablar de la Academia de Bellas Artes (aún no reconocida como Universidad) donde no existe ni la posibilidad de seguir una investigación. De hecho, una vez terminada la carrera, yo (y como yo miles) no podemos seguir investigando, porque no existe el doctorado en Bellas Artes.
Y en las otras Facultades donde hay doctorado el acceso es super complicado por no decir oligárquico.

Italia es uno de los países europeos que menos invierte en la cultura y en la formación de las personas. No hay becas, para obtenerlas tienes que vivir en un estado económico de pobreza extremo, no existen las becas de investigación y las que hay parecen estar bajo secreto de Estado porque nadie sabe cómo acceder a ellas.
Yo nunca en mi vida en Italia recibí una beca, la primera la recibí aquí en España.

Aquí en las Facultades te puedes encontrar con profesores con menos de treinta años, en Italia la media es sobre los cuarenta.
La mayoría del profesorado universitario, por no hablar de los catedráticos, son hombres de más de cincuenta años.

Hecha esta pequeña introducción a la situación nacional, lo que pasa hoy es un atentado al futuro de Italia que siempre se vuelve a repetir, dentro de un circuito cíclico debido a la falta de pensamiento que defienda cambiar lo que no funciona.
Para hacer frente a la crisis actual el gobierno Berlusconi ha decidido cortar el dinero público que se invierte en la instrucción y en la sanidad.
Junto con la ministra de educación Gelmini han hecho dos decretos (el 133 y el 137) que quieren disminuir las financiaciones a las escuelas, a los institutos y a las universidades.
Este empobrecimiento de las escuelas públicas se efectuará, por ejemplo, poniendo en las escuelas de primaria un único profesor para cada clase (de las cuales claramente no diminuirán su numero de alumnos que se quedará alrededor de 30).
En las universidades las financiaciones a las investigaciones recibirán un fuerte recorte, tanto que ya intelectuales, profesorado, estudiantes han empezado a manifestarse en contra.
153 universidades han sido okupadas y hay que añadir las escuelas primarias y los institutos que también se están movilizando. El eslogan es "nosotros la crisis no la pagamos".
La respuesta del gobierno de Berlusconi ha sido inmediata. Ha avisado a los manifestantes asegurando que intervendrá con las fuerzas armadas en contra de las okupaciones en las universidades que ha definido así:
"no son una demostración de libertad, no son un hecho de democracia, sino una violencia respecto a los otros estudiantes, las familias, las instituciones y el Estado" Sin embargo, los estudiantes y los profesores siguen protestando, manifestando y okupando las facultades y para el 14 de noviembre habrá una huelga nacional.

Al final de todo me quedo con esto:
El 11 de febrero de 1950 Piero Calamandrei dio este discurso en el III Congreso de la Asociación para la defensa de la escuela nacional, en Roma.
"Hagamos una hipótesis, así abstracta: que haya un partido al poder, un partido dominante, el cual quiere respetar en la forma la Constitución, no la quiere violar en la sustancia. No quiere marchar sobre Roma pero quiere hacer germinar una
dictadura. Entonces ¿qué hacer para tomar el poder en las escuelas y qué hacer por transformar las escuelas del Estado en escuelas del partido?
Se da cuenta de que las escuelas del Estado tienen un defecto: son iparciales y yienen la tendencia a crear resistencia, hasta bajo el fascismo la había.
Así que el partido dominante toma otro camino (es toda una hipótesis para entendernos).
Empieza a descuidar las escuelas públicas, a deslegitimizarlas, a empobrecerlas y sigue favoreciendo las escuelas privadas.
Tampoco todas las escuelas privadas, sino las de su partido.
Empieza a cuidarlas, con dinero y privilegios.
Se comienza a aconsejar a los alumnos ir a estas escuelas porque se dice que son mejores de las del Estado.
Y a lo mejor se proponen premios por aquellos ciudadanos dispuestos a enviar sus hijos en las escuelas privadas.
Allí los exámenes son más fáciles, se estudia menos y se sale mejor.
Así la escuela privada deviene en una escuela privilegiada.
El partido dominante no pudiendo transformar abiertamente las escuelas de estado, envía al carajo las escuelas públicas por hacer prevaler las escuelas privadas.
Atención amigos, esta es la receta: Arruinar las escuelas del Estado, empobrecer su financiación, ignorar sus necesidades. Hacer más débil el control en las escuelas privadas, no controlar la seriedad y dejar que los profesores no tengan las titulaciones mínimas para enseñar. Dejar que los exámenes sean una farsas.
DAR A LAS ESCUELAS PRIVADAS DINERO PÚBLICO.
ESTO ES EL PUNTO: DAR A LAS ESCUELAS PRIVADAS DINERO PÚBLICO"
58 años después sale en el periódico Nazionale (el 22 octubre de 2008) este discurso de Francesco Cossiga (ex presidente de la república italiana y senador vitalicio). (audio: Cruciani, La Zanzara, Radio24)
"Maroni (ministro en el parlamento italiano, político de la Lega Nord, partido federalista racista, xenófobo, homófobo) tendría que hacer lo que hice yo cuando era ministro del Interior. En primer lugar dejar a los estudiantes de los institutos, porque ¿te imaginas lo que podría pasar si un chiquillo de 12 años quedara muerto o gravemente herido...?
Dejar actuar a los universitarios. Retirar las fuerzas de policías de las calles y de las universidades, infiltrar en el movimiento agentes provocadores capaces de todo y dejar que por una decena de días los manifestantes destrocen las tiendas, quemen los coches y pongan en llamas la ciudad.
Después, fuentes del consenso popular, el sonido de las sirenas de las ambulancias tendrá que hallarse por encima del de los coches de policía y guardia civil. En el sentido de que las fuerzas del orden no deberán tener piedad y enviarlos todos al hospital.
No detenerlos, que después los magistrados los pongan de inmediato en libertad, sino pegarlos y pegar a sangre también a los profesores que los incitan. Sobretodo a los profesores. No digo a los ancianos, por cierto, pero a las profesoras jóvenes sí".
Esta declaración es de 1950 y el discurso de Cossiga es de estos días, me pregunto si cambiará algo en Italia.

Mery añade:
Consecuentemente a todo lo que está pasando se está creando una fuerte emigración de jóvenes que salen de Italia en búsqueda de un futuro básico cotidiano posible. Si antes de este último golpe de crisis había manera de tener “nudos” internos en Italia que podían ser un apoyo para dar la posibilidad de hacer entrar/infiltrar informaciones, culturas diferentes, ahora que estos “nudos” necesarios se marchan de Italia también y no hay manera de tener canales que faciliten la entrada y salida de información. Todo esto provoca un encierro total del país en sí mismo y nos dejan a quienes nos hemos ido, como nosotras, una sensación de continua impotencia, están cortando cualquier tipo de conexión.
A pesar de todo esto, creo en lo mismo sobre lo que aquí abajo escribe Chiara, y lo poco que se puede hacer es importante. Sensibilizar algo que está cerca de España en el centro de Europa y que no puede pasar inadvertido, como si no afectara algo más de lo que parece.

Chiara:
Sigo teniendo esperanza y es lo que me empuja a escribirte, es lo que me empuja a investigar, a creer en las redes de difusión de un pensamiento diferente, a creer en la necesidad de una revolución educativa.
Sé que es un proceso que no tiene fin pero creo también que luchar es lo único que puedo hacer por seguir soñando.

Diana te añado también el escrito de una amiga mía, Lisa, que ha trabajado en Italia como educadora por tres años en institutos de educación primaria.

Lisa:
La escuela pública continua siendo un total desastre y todo lo que este gobierno está haciendo, así como los anteriores, es empeorarla continuamente siguiendo un plan preestablecido con objetivos claros a los ojos de todos.
He trabajado de educadora por tres años en Bologna-Italia, en escuelas públicas primarias y secundarias.
Y puedo decir haber tocado con la mano todos los efectos que las políticas escolásticas han producido en Italia.
En sustancia los continuos cortes de las varias financiaciones crean una situación en la cuál no se puede ni aprender ni enseñar en ambientes sanos, en la cuál hay que tener siempre miedo de que te caiga materialmente el techo en la cabeza, en la cuál no hay el mínimo respeto de las normas sobre el derrumbe de las barreras arquitectónicas que impiden una integración autónoma de las personas diversamente hábiles.
Lxs profesorxs, lxs educadorxs, decanxs, conserjes, el personal que trabaja dentro de las instituciones educativas no pueden ejercer serenamente sus trabajos porque no llegan a final de mes con su propio sueldo (siempre precario), ya que trabajan muchísimas horas dentro las escuelas, mas las que trabajan en casa.

Por no hablar de los instrumentos y materiales previstos y necesarios en el aprendizaje aplicado, que no existen o que respecto al número de estudiantes existentes son una tomada por el culo, así como los gimnasios y los laboratorios. En todas las infraestructuras las normas de seguridad no son respetadas haciendo morir de miedo cada tres segundos a los que cuidan de la educación de niños y adolescentes.
Los padres, por la mentalidad o mejor dicho por la cultura que hay en Italia, tienden a enfadarse más con quien “vigila” que con quien es incapaz de administrar adecuadamente el dinero a fin de que las leyes sobre seguridad sean respetadas y se ofrezca la posibilidad a quien se ocupa del cuidado y de la educación de hacerlo.
Esto es lo que tendría que ser la escuela y que en Italia no es: un lugar donde se tendría que tener ganas de aprender, de vivir, de enseñar, de compartir, de amar, de soñar, de desear y de hacer.
Por cuanto uno lo intente son muchas las puertas que se te cierran en la cara, sea por la falta de dinero, sea por una cultura demasiado vieja y arcaica tradicional que siempre pone en juego y desestabiliza la formación de los profesores y de los estudiantes.

La situación ya es bastante insostenible así como se encuentra, pero con estos nuevos decretos (133 y 137) sólo van a empeorar más no sólo las escuelas sino a la sociedad italiana, volviéndola más pobre e inestable, y debilitando uno de los pilares más importantes como es la educación de un país.
////////////////////////
Espero que esta información llegue a muchas personas, cortar y pegar es muy sencillo, así que, por favor, difundidla.
Gracias y un abrazo,
Diana

En el blog de IdeaDestroyingMuros podremos ir siguiendo este tema

------------------------------------------------------------------------------

Apoyo la incitación al "corta, pega y envía/publica"

2 comentarios:

Blogger Lubna Horizontal ha dicho...

Mil gracias guapa!!!

Un gran abrazo,
salud!

Diana


PD: por cierto actúo en Bilbao en dos semanas, estaría bien que te subieras y así nos conocemos y me ves hacer el guarro, jejeje

12:03  
Blogger ideadestroyingmuros ha dicho...

gracias por tu apoyo.
Un abrazo
IDM

01:34  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal


Visitor Map
Create your own visitor map!
Free Web Counter
Free Counter