07 enero, 2012

Reinas Magas. Cómo convertir un rumor en información para desacreditar al feminismo

Artículo de Paula Vilella para Pikara magazine
Es increible hasta dónde puede llegar la misoginia y el fanatismo de algunos...

Paula Vilella, 6 enero

Medios ultraconservadores inventan una cabalgata de mujeres para alimentar los discursos misóginos.




“Sí, eso es, como la cabalgata de los Reyes Magos pero toda compuesta de mujeres. Me pongo con ello y mañana te lo mando”. Me produjo una gran satisfacción que uno de los medios con los que colaboro me diera luz verde para escribir un artículo sobre la cabalgata de Reinas Magas que tendría lugar en Madrid el mismo día que la convencional, pero realizando un recorrido paralelo. Sin embargo, al tirar del hilo para comprobar la información y buscar a sus protagonistas, mi indignación aumentaba a golpe de click navegando a través de páginas y foros del machismo más explícito y tradicional.

La oportunidad de publicar en un medio de comunicación tradicional la noticia de una acción feminista sin caer en la superficialidad y en los estereotipos no surge todos los días. El tratamiento informativo de la acción feminista de protesta en la capilla de la Universidad Complutense de Madrid, por poner sólo un ejemplo, malinterpretó y criminalizó a sus protagonistas creando en la opinión pública una visión de los hechos descontextualizada y desprovista de significado. Las periodistas implicadas en un enfoque de género que visibilice los motivos reales de estas acciones tenemos que ingeniárnoslas para vender bien estos temas y aprovechar las grietas que se dan en los medios generalistas para poder colocar estas informaciones.

El medio de comunicación en el que leí inicialmente la noticia era La Gaceta, perteneciente al Grupo Intereconomía, conocido por el enfoque machista, racista e hiperconservador de sus contenidos. La última noticia de su página en internet sobre feminismo expone que “las feministas pretenden la desaparición del hombre”. La información sobre la Cabalgata de mujeres, de apenas cuatro párrafos, no mencionaba quién organizaba el evento ni cuáles eran las reivindicaciones que sostenían la acción, tan solo que “se lanzarán proclamas que reivindiquen la superioridad de la mujer frente al hombre”.

Llamé a la redacción digital de La Gaceta, donde una periodista me comentó que habían tomado la noticia del diario Alerta Digital, y que las organizadoras eran la Fundación Mujeres, organización dedicada a promover la igualdad real entre mujeres y hombres y a denunciar los abusos sociales en razón de género. Marisa Soleto, directora de la fundación, mostró su sorpresa y me aseguró por teléfono que ellas no se dedican a este tipo de actividades.

Por otra parte, abrir la portada de Alerta Digital supuso internarme en una cueva machista, racista, sensacionalista y paranoica en la cual todo el mal procede de conspiraciones judeomasónicas, feministas y musulmanas; que no duda en utilizar el término “feminazi” en sus titulares, y la que, por supuesto, culpa a la inmigración de todos los males del país. “Sin matices, ni medias tintas” es su lema. Todo un arranque de sinceridad. No exagero. Invito a dar un paseo por el lado oscuro. El medio es propiedad de Armando Robles Valenzuela, antiguo jefe de prensa del GIL y del Ayuntamiento de Marbella. No hay ningún teléfono al que pudiera referirme y no han contestado ni a mi correo electrónico ni a mi comentario en la página.

El artículo de la Cabalgata de las Reinas Magas propiamente dicho está presentado como información a pesar de ser claramente del género de opinión, responsabiliza de su organización a las mujeres socialistas y lanza joyas como el “escaso apego a la maternidad” de este colectivo o el “aquelarre progresista” que supone, entre otras. De esta noticia se hicieron eco foros como Sportirguistán, Custodia Paterna, Ministerio de Equilibrio o Foro Coches con comentarios como “luego pretenderán que se las tome en serio”, “si lo hacen desnudas, vale”, “no me lo leo, pero las mando a fregar” o “las putas y puteras maltratadoras feminazis cada día más idiotas y estúpidas”, entre otras aún más machistas y sexualmente denigrantes que no me atrevo ni a teclear.

Además, la nota aseguraba que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón (ahora destinado al Ministerio de Justicia), había autorizado la marcha, algo que fue totalmente desmentido en sendas llamadas al Ayuntamiento de la capital y a la delegación de Gobierno en la misma. El autor, Richard Solé, es miembro de la Asociación Catalana de Padres Separados (que promueve la custodia compartida obligatoria y defiende el Síndrome de Alienación Parental) y que en ese mismo medio ha publicado artículos bajo el título “De fieles compañeras a infernales enemigas” o “Hay andaluces que sí merecen ser llamados vagos y maleantes”. Tampoco ha respondido a mi solicitud en el cuestionario de la página, la única manera posible de contactar con él.

Sua Fenoll, participante en la Comisión de Feminismos de Sol y amiga personal, siguió en tiempo real todas mis llamadas y conclusiones y me ayudó a verificar la información con los movimientos feministas de Madrid. “Nunca pierdo mi capacidad de sorprenderme, y espero no hacerlo; no quiero normalizar algo tan grave como esto. El problema es que esta gente no sólo se queda ahí, sino que está luchando activamente contra los derechos de las mujeres a través de asociaciones y grupos de presión a los que pertenecen algunos jueces y juezas harto conocidos. Y que pretenden implantar la custodia compartida impuesta, modificar la Ley de Violencia de Género porque la consideran injusta para con los hombres y que se han “inventado” el famoso Síndrome de Alienación Parental para criminalizar a las mujeres maltratadas, poniéndolas de locas manipuladoras, y proteger a los maltratadores, colocándoles en el lugar de la víctima”, me expresaba.

Para finalizar, cabe destacar que las cabalgatas de Alcalá la Real y el barrio Oliver de Zaragoza, por uno u otro motivo, sí realizaron su cabalgata con mujeres en el papel de reyes magos.

La idea no es ni tan original ni tan descabellada. La poeta española Gloria Fuertes se atrevió en 1978 con una versión de la historia bíblica en la que Melchora, Gaspara y Baltasara, con el desparpajo característico de los personajes de la autora, acudían al portal de Belén mientras sus maridos se encontraban en la guerra. Una obra infantil de teatro en verso con un mensaje pacifista y feminista que se representa en algunas escuelas.

Y éste, amigas y amigos, es el relato de cómo convertir un rumor en información sin ningún interés en comprobarlo (tres llamadas son suficientes) para desacreditar el feminismo y las reivindicaciones de las mujeres. Pero este cuento no ha acabado. La lucha sigue.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal


Visitor Map
Create your own visitor map!
Free Web Counter
Free Counter